Elena

Somos una pareja con 12 años de matrimonio que decidió en algún momento realizar sus fantasías. Me considero bisexual y él es hetero. Me encanta coger y a él le encanta mirar. Soy la actriz porno de mi marido, pues gustamos mucho de grabar nuestros encuentros.

Elena disfrutando una vergota mientras su marido toma fotos

Nuestra primera experiencia no fue con un hombre sino con una chica. Mi esposo descubrió que me gustaba y me animó a estar con ella. Creo que a partir de ahí comenzamos a ser honestos el uno con el otro acerca de nuestros gustos. Ese momento rompió la barrera.

Elena
El hermoso culote de Elena

Mis inicios con hombres muy dotados

Cuando apenas tenia unos 15 años tuve relaciones con un tipo más grande que yo, él no me gustaba tanto hasta que algunas amigas comentaron que la tenía muy grande. En el fondo creo que por eso me decidí a probar. Mis amigas tenían razón y la experiencia fue muy excitante. Diría que a partir de eso, a mi si me importa el tamaño.

No olvides suscribirte al canal de Telegram

Como cualquier mujer hay días en que puedo estar muy sensible y sentirme lastimada. Pero también la disfruto con la boca o incluso me encanta acariciarla. El hecho de tenerla grande no significa que como hombre no debas saberte uno que otro truco para hacer gozar a una mujer. de hecho lo que más me gusta de una grande es lo morboso que se ve.

El pene más grande que he disfrutado

Quizás media limpiamente unos 25 cm. Se trataba de un brasileño que conocí en un hotel de la Riviera. Una pena no haber podido grabar eso, estábamos en la Riviera Maya de vacaciones. Ya habíamos resuelto que si se me daba la oportunidad, podía estar con otro. A decir verdad, desde que me case no había disfrutado de tener sexo con nadie mas. excepto con otra chica. Así que estaba algo nerviosa. y excitada con la idea. Tampoco es que hayamos salido a buscarlo, simplemente estábamos disfrutando del hotel, tanto que mi marido quedó completamente tomado y decidí salir sola. No tarde y en la piscina me comenzó a rondar un joven de aproximadamente 24 años, moreno, muy guapo y con el cabello largo y ondulado. Era alto y de buen cuerpo. La verdad es que no le entendía ni madres de lo que me decía pero se notaba lo que quería. Así que me levanté y me retiré de ahí, aún no estaba decidida, para mi buena suerte me alcanzó en los elevadores… Estábamos solos. Creo que mi principal temor en la barra de la piscina eran las miradas de la gente.

El culote de Elena hotwife es exclusivo para hombres muy dotados

En el elevador solo nos mirábamos, de repente llegamos al piso donde estaba su habitación y me hizo una seña para que le siguiera. Nerviosa lo hice. Me sentí emocionada y llena de dudas. Ahi estaba, caminando junto a un extraño, sin saber que pensaría mi esposo si me viera, me fui con él sin saber que esperar, La verdad es que me gustó. Se me hizo atractivo y la situación emocionante. Cuando llegamos a su cuarto, el se metió al baño, era un cuarto pequeño con dos camas. Cuando salió del baño ya se había quitado la camisa, se acercó y comenzó a besarme y agarrarme las nalgas. Tenía que agacharse tantito, porque era demasiado alto o quizás yo muy chaparra jejeje, así que me hinqué en la cama y el se quedó de pie frente a mi mientras me acariciaba y besaba. Cuando me anime a poner la mano sobre sus shorts para ver qué me había tocado debí poner cara de sorpresa, porque él empezó a sonreír.

La vergota

Mi mente ya hacía cálculos de cuánto le media cuando el mismo se quito la prenda que le quedaba y puso frente a mi esa verga enorme. No dude en acariciarla mientras la miraba, hasta que no pude más y me la lleve a la boca: sólo podía meterme la cabeza y quizá un par de centímetros más. Fue él quien me apartó de su pene, que para ese momento estaba en toda su gloria, para ponerse un condón que solo le llegaba hasta la mitad. Se dejó caer en la cama y no dude en treparme sobre él, tomar su miembro e introducirlo en mi, inmediatamente pude sentir como me abría toda. Sentía sus venas y borde del glande cada que se movía y aumente mis movimientos hasta que sentí el primer orgasmo de esa tarde.

Lo que más me gusta de un pene enorme es lo morboso que se ve

Quizá estuvimos ahí por media hora, me pasaba su miembro por las nalgas y me lo untaba como si fuera a metérmela por mi ano, pero nunca se animó y yo no creo que hubiera podido. Así que, de perrito me penetro mientras me jugaba el culo. Volteaba a mirarlo cada que podía y tenía la mirada perdida hasta que se la sacó y comenzó a masturbarse para dejar el condón aún más lleno con su leche. Nos vestimos…un beso y me acompaño hasta el elevador para que yo pueda llegar a mi habitación. Solo lo volví a ver de lejitos un par de veces esa misma noche, quizá se fue al día siguiente porque ya no volví a verlo. Me dejo con las ganas de repetir.

Elena es adicta a estar con chicos muy dotados, recuerda seguirla en su cuenta principal de Twitter y en su cuenta secundaria para ver sus vídeos y fotos.

7 thoughts on “Elena”

  1. Mujer digna de aplauso y felicitarlos por compartir tan ricos videos viendo como se traga semejantes vergas un gusto saludarlos y a la q buen culo se manda

  2. Felicidades por ser toda una hembra goloza y atrevida.
    Tu cornudo debe ser feliz a tu lado igual que lo soy yo al lado de mi putiesposa Rocio. Ella tambien se atrevio y en su primer cogida con otro, le salio muy vergonsote y la hizo tener 6 orgazmos. Ya no la llena cualquier verga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *